Roma

Roma. Fachada principal de la Basílica de San Pedro.

Para aproveitar ao máximo o Flickr, você deve usar um navegador que permita JavaScript e instalar a última versão do Macromedia Flash Player.

 

 
 
 

 

La basílica de San Pedro es la obra de varios siglos. Comenzó por ser un monumento conmemorativo, en el lugar donde San Pedro fue martirizado y enterrado, no lejos del circo de Nerón.

A partir de 324 el emperador Constantino hizo construir una basílica. En el siglo XV la basílica paleocristiana amenazaba con derrumbarse por lo que los Papas deciden demolerla. La construcción del edifico actual se inicia el 18 de abril de 1506, durante el pontificado de Julio II, siendo terminada en y consagrada 1626, durante el pontificado de Urbano VIII.

En la fachada se puede ver en letras enormes el nombre de Paulo V, el Papa bajo cuyo pontificado se culminó la basílica; este Papa perteneció a la familia Borghese.

Numerosos arquitectos y artistas participaron de esta obra: Bramante, Rafael, Sangallo, Miguel Ángel y Maderno. Gian Lorenzo Bernini proyectó la plaza y su columnata.

En el año 2000 y tras más de dos de limpieza se logró eliminar la suciedad acumulada a lo largo de los siglos en su fachada. Los efectos de la contaminación habían ennegrecido las columnas, las estatuas de la fachada y las paredes del edificio.

La costosa limpieza han dejado ahora paso a una fachada en la que resalta el blanco de travertino de las grandes columnas, con un ocre pálido de las paredes como fondo. Además, ahora son visibles las vetas azuladas de los mármoles de las columnas, así como los tonos rojizos y verdes sobre el balcón de la logia central. Son los "nuevos colores" de la basílica, que ya han levantado una polémica entre los expertos, muchos de los cuales han asegurado que no son los originales.

La fachada de la Basílica de San Pedro se construyó entre 1607 y 1614. Los preparativos comenzaron un año antes, después de que se decidiera modificar la planta de cruz griega de la basílica para hacerla de cruz latina, lo que obligó a abatir lo que quedaba de la basílica medieval y otros edificios adyacentes.

Un total de 700 obreros trabajaron en la construcción. La fachada, de casi 7.000 metros cuadrados, es tan grande como un campo de fútbol. Mide 53 metros de altura y 114 metros de larga. Sobre la misma están colocadas trece grandes estatuas, de casi seis metros cada una, que representan a Cristo Redentor, San Juan Evangelista y todos los apóstoles, menos San Pedro, que tiene una estatua en la plaza (como se aprecia en primer término en la imagen) y por ello se decidió no colocar otra rematando la fachada.

Esse post foi publicado em Viagens. Bookmark o link permanente.

Deixe um comentário

Preencha os seus dados abaixo ou clique em um ícone para log in:

Logotipo do WordPress.com

Você está comentando utilizando sua conta WordPress.com. Sair /  Alterar )

Foto do Google

Você está comentando utilizando sua conta Google. Sair /  Alterar )

Imagem do Twitter

Você está comentando utilizando sua conta Twitter. Sair /  Alterar )

Foto do Facebook

Você está comentando utilizando sua conta Facebook. Sair /  Alterar )

Conectando a %s